Consulado Israel 13 Diciembre

Diciembre 13, 2016, Forward

Gran Bretaña adopta una nueva definición de antisemitismo que incluye la comparación de Israel con los nazis

https://s3.amazonaws.com/assets.forward.com/images/cropped/theresamay-1468266845.jpg

El gobierno británico está listo para adoptar una definición de antisemitismo que incluye llamar a Israel un país inherentemente racista y haciendo comparaciones entre Israel y la Alemania nazi.

La primera ministra británica, Theresa May, acordó adoptar la definición que fue presentada recientemente por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, informó el lunes The Jewish Chronicle.

La definición adoptada por la Alianza, un organismo intergubernamental de 31 naciones occidentales, dice que el antisemitismo "podría incluir el apuntar al Estado de Israel como el blanco u objetivo, concebido como una colectividad judía", aunque "la crítica hacia Israel similar a la que se plantea contra cualquier otro país, no puede ser considerada como antisemita".

La sección de ejemplos de la definición incluye formas clásicas de odio a lo judío tales como "acusaciones estereotipadas sobre judíos como tales" y difundir teorías conspirativas sobre judíos, así como el llamado a hacer daño a los judíos.

La definición menciona a Israel ocho veces, enumerando como ejemplos comportamientos tales como "afirmar que la existencia de un Estado de Israel es un hecho racista" y "aplicar una doble moral, exigiendo de él [Israel] una conducta no esperada o exigida a ninguna otra nación democrática". La comparación de Israel con la Alemania nazi también aparece en la lista, junto con "acusar a los judíos como pueblo, o a Israel como estado, de inventar o exagerar el Holocausto".

Moshe Kantor, presidente del Congreso Judío Europeo, dijo en una declaración que la adopción de la definición en Gran Bretaña fijaría "la absurda situación en la que el antisemitismo es definido por los perpetradores, no por las víctimas, lo que lo hace único entre todas las definiciones de racismo y xenofobia". A partir de ahora, añadió, "los culpables del antisemitismo tendrán líneas claras que no deben cruzar y este es un desarrollo muy importante. Aplaudimos y acogemos con beneplácito esta decisión y hacemos un llamamiento a otros Estados europeos para que sigan su ejemplo".

La adopción inminente de la definición llega después del intenso escrutinio de los medios de comunicación del fenómeno en Gran Bretaña, de lo que fue ampliamente percibido como expresiones de antisemitismo por parte de altos funcionarios del Partido Laborista. En medio del debate sobre este tema, el miembro del Partido Laborista y ex alcalde de Londres, Ken Livingstone, dijo que Adolf Hitler apoyaba al sionismo. Fue suspendido por el partido por esa observación, aunque dijo que no era antisemita.

También dijo que Naz Shah, legisladora laborista de alto rango que en 2014 publicó en Facebook un texto pidiendo la reubicación de judíos israelíes a Estados Unidos debido al apoyo de Washington a Israel, no había hecho ninguna declaración antisemita al decirlo. También fue suspendida, pero ha sido reintegrada después de expresar su pesar por sus declaraciones.

El texto de la definición de antisemitismo de la Alianza se parece mucho a un documento que había servido de definición de trabajo de antisemitismo de la Unión Europea antes de que Bruselas se distanciara de dicha definición de trabajo, tras los cabildeos y las críticas de activistas pro palestinos.

Adoptada en 2005 por el Observatorio Europeo del Racismo y Xenofobia - órgano creado por la Unión Europea para combatir el racismo - fue eliminada en 2013 del sitio web de la Agencia de los Derechos Fundamentales, el organismo que sustituyó al observatorio. Una portavoz de la agencia dijo al JTA que la UE ni necesitaba ni tenía una definición real para el fenómeno. Ella dijo que el documento había sido retirado como parte de los trabajos de mantenimiento en el sitio web.

En 2012, el destacado activista anti-Israel Ben White escribió en el sitio web Intifada Electrónica que “el verdadero plan” de  la definición de trabajo de la UE “podría ser sofocar el activismo solidario palestino".

(Traducido por el Consulado General H. de Israel en Guayaquil)