Moneda de "Sión Libre" acuñada hace 1.967 años

Diciembre 14, 2016, The Jerusalem Post

Moneda de "Sión Libre" acuñada hace 1.967 años


"La liberación de Jerusalén cambió la ciudad fundamentalmente."

‘Free Zion’ coin minted 1,967 years ago.

Moneda “Sión Libre” acuñada hace 1.967 años. (Foto: Ministerio de Cultura y Deporte)

Mucho antes de que la frase "Palestina Libre" se hiciera popular - de hecho unos 1.967 años antes - una moneda de "Libertad de Sión" fue acuñada y circulada en Jerusalén.


La ministra de Cultura y Deporte, Miri Regev, reveló esa moneda en el gabinete del domingo como parte de una presentación que dio sobre los preparativos para la celebración del próximo año de los 50 años desde la reunificación de Jerusalén.

La moneda fue descubierta durante una excavación hace aproximadamente un mes de un camino recientemente descubierto en Jerusalén. El sitio de la excavación será abierto al público durante Hanukka.

La antigua moneda fue una de una serie acuñada durante la revuelta judía contra los romanos que eventualmente llevó a la destrucción del Segundo Templo en el 70. El reverso de la moneda lleva la inscripción "Dos años a la Gran Revuelta", que la data al año 67.


"Exactamente 1.900 años después, en 1967, los paracaidistas entraron en la Ciudad Vieja de Jerusalén y renovaron su libertad, y la nuestra", dijo Regev. "Restituimos la soberanía judía a Jerusalén. Lanzamos al basurero de la historia la moneda emitida por Tito después de su victoria sobre los rebeldes: Judea Capta" (Judea cautiva).



Regev se refería a una serie de monedas conmemorativas emitidas por el emperador romano Vespasiano conmemorando la derrota romana de Judea y la destrucción de Jerusalén.


Regev, observando las recientes resoluciones "ridículas" de la UNESCO que trataban de eliminar cualquier conexión judía con el Monte del Templo, dijo: "En 1967 volvimos a Bet El, Hebrón, Shiloh y Elon Moreh.


"Estos son lugares marcados en la historia judía y la identidad judía", dijo. "Lugares donde caminaban nuestros patriarcas y matriarcas, [donde] Josué y los jueces [caminaron], lugares donde los profetas profetizaron. Y el pico, por supuesto, es nuestro regreso a una Jerusalén unida, la liberación de toda Jerusalén, incluyendo lugares santos para nosotros, primero y ante todo el Monte del Templo".


Al enterarse de la celebración del jubileo, el primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que "hasta la Guerra de los Seis Días, los habitantes de Jerusalén vivíamos bajo el temor del fuego de francotiradores y la guerra en medio de la ciudad".

La liberación de Jerusalén cambió la ciudad fundamentalmente, agregó.


"Jerusalén dejó de ser una ciudad fronteriza, más bien se convirtió en la vibrante capital de Israel".

Netanyahu dijo que durante el próximo jubileo, Israel acentuará su conexión no sólo con Jerusalén, sino también con el resto de la Tierra de Israel, con la esperanza de que la comunidad internacional también entienda mejor esa conexión.

(Traducido por el Consulado General H. de Israel en Guayaquil)